Médicos que olvidan a los enfermos para favorecer a los laboratorios que les pagan

Todo el mundo “sabe” que las diferentes industrias y en concreto la farmacéutica influyen en los profesionales sanitarios y en toda la cadena de los diagnósticos y tratamientos. Existe compra de voluntades, que no deja de ser un modo de corrupción. Pero eso, en concreto, ¿en qué se traduce? Os pongo un ejemplo con la talidomida como protagonista.

Hace una semana publiqué un post basado en las “confesiones” del presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap), Venancio Martínez Suárez: “El 100% de las sociedades de profesionales sanitarios están financiadas por las industrias“.

A mí me interesan los ejemplos concretos; el cómo y con qué resultados. Hay personas que ofrecen todo tipo de excusas para que los médicos y doctoras acepten el dinero de los laboratorios. Creen que a ellos no les influye. Pero no es cierto, las farmacéuticas no “invertirían” dinero en comprar voluntades si no obtuvieran rentabilidad, así de claro.

Resulta que la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) continúa su increíble y noble lucha por los derechos de las personas afectadas. Son un ejemplo para la sociedad y quieren concienciar los profesionales sanitarios sobre los daños del medicamento y la actitud escribamos esquiva del fabricante con sus víctimas.

semergen grunenthal

Sergio Cinza Sanjurjo.

Por ello, sus responsables escribieron al doctor Sergio Cinza Sanjurjo, presidente del Comité Organizador del 38 Congreso Semergen, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, a celebrarse en Santiago de Compostela del 26 al 27 de octubre de 2016.

Las víctimas del fármaco querían saber si podrían intervenir de algún modo en el congreso. No hace falta explicar el grado deconcienciación que se puede conseguir al dar una ponencia sobre talidomida ante 4.000 médicos.

Pero Cinza se ha negado. En la respuesta que ha dado en nombre de Semergen a Avite considera que

el Congreso Nacional de Semergen se constituye como un encuentro exclusivamente científico y de formación para los profesionales de Atención Primaria y resto de especialidades médicas relacionadas con la misma (…) Con este objetivo, nuestro Congreso se desarrolla como un gran foro de intercambio de conocimientos técnicos, investigaciones y nuevas terapias, al objeto de su integración en nuestra práctica clínica diaria”.

TalidomidaYo me pregunto junto con los afectados por Grünenthal, si un suceso como la talidomida no es científico, no encaja como conocimiento técnico para un facultativo de atención primaria, no merece investigación, ni lleva aparejadas nuevas terapias, por su efectos de por vida al objeto de su integración en la práctica diaria de nuestros médicos, entonces ¿qué conceptos lo son?.

A la citada negativa Avite respondió a la gallega, con una pregunta sobre si al menos les autorizaban a montar un pequeño puesto dentro del Palacio de Congresos, en los pasillos, para repartir folletos a los galenos allí presentes.

Pero tampoco ha sido admitida su propuesta.

A ese congreso acudirán los profesionales con todos o buena parte de sus gastos sufragados por varios laboratorios, incluido Grünenthal, fabricante de la talidomida, que es sponsor organizador y patrocinador.

No tenemos datos sobre la posible influencia del laboratorio en la decisión de “sus” doctores pero lo cierto es que Grünenthal donó “altruistamente” 3,13 millones de euros en 2.015 a médicos.dinero-de-grunenthal

Estos pagos fueron en concepto de ayudas para acudir a congresos y reuniones profesionales, así como por la prestación deservicios a la compañía, como elaboración de informes, asesorías o ponencias.

Además, según los datos recopilados porelEconomista, la filial española de la multinacional farmacéutica desembolsó otros 1,1 millones de euros a 160 organizaciones de nuestro país para sufragar eventos y en concepto de donaciones.

Semergen ha recibido casi43.000 euros de Grünenthal.

 

Siempre habrá algún inocente que piense que el laboratorio pone el dinero y los médicos lo usan para formarse.

Pero por lo general, quien paga manda y si la farmacéutica sufraga parte del congreso no creo ni que haga falta explicarle a sus dóciles súbditos que no osen invitar a quien va a contar verdades científicas sobre un fármaco del pagador.

Las víctimas de talidomida no se rinden, pues menudos son y en la puerta del Palacio de Congresos de Santiago de Compostela, con permiso de la Policía Local, van a montar un puesto y a repartir cientos de folletos a los médicos para informarles sobre la situación actual que padecen.

Nuestro único objetivo es informarles de nuestra problemática actual y de las degeneraciones físicas que se agravan cada día -como consecuencia del medicamento- y que van en aumento con el paso de los años, con un futuro incierto. Nada más. Y de paso recomendar a los médicos que no receten ni un solo fármaco de Grünenthal, hasta que no nos indemnice porque la ética y la moral no prescriben nunca”, cuentan desde Avite.

La farmacéutica facturó en nuestro país el pasado año 127 millones de euros, un 16% más perose niega a indemnizar a los afectados españoles, que ganaron un primer juicio a la farmacéutica en España en el año 2013, en la que se le condenó a pagar 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía producido por el fármaco.Grunenthal

Luego otras sentencias declararon prescrito el caso, un defecto de forma que ha impedido que las ayudas lleguen a las víctimas.

La actitud de Semergen deja en evidencia a miles de médicos de familia y escupe sobre lacredibilidad de la Medicina que ejercen con honestidad tantos profesionales.

Mientras las sociedades médicas sigan aceptando el dinero de las farmas, el agudo proceso dedescrédito en el que ahora está sumida su profesión continuará porque los médicos y las doctoras han de trabajar para la población, no para evitarle problemas a la empresa de turno.

FUENTE: http://www.migueljara.com/2016/10/21/medicos-que-olvidan-a-los-enfermos-para-favorecer-a-los-laboratorios-que-les-pagan/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 2 =