Nuevamente se instala una idea que establece que todas las vacunas son lo mismo…

Nuevamente se instala una idea que establece que todas las vacunas son lo mismo, que todas son igual de seguras, que todas son igual de pertinentes, que todas igual de necesarias… Se puede comparar con obligar a tomar antibióticos u obligar a realizar colecistectomias. Hay algunas vacunas sobre las que se puede esperar un “efecto rebaño” (protección de grupo al vacunar masivamente, interrumpiendo la transmisión de un determinado germen, como típicamente ocurre con el sarampión o con la polio) pero en otras el “efecto rebaño” puede ser entendido en otro sentido, como un pastor que guía a un hato de ovejas a un destino, sin autonomía ni conocimiento sobre su destino… El experimento Milgram demostró que la gente obedece órdenes de personas con guardapolvo aunque se trate de torturar a un desconocido que no es capaz de aprender a recordar lo que le dijeron un rato antes.

 

 

 

 

 

 

 

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 8 =