Nuevos cruces y denuncias por el faltante de medicamentos contra la tuberculosis

NOTA: Desde la Cátedra Libre de Salud y DDHH denunciamos el desinterés o la complicidad de los sucesivos gobiernos nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, que desde 2000 se han negado a financiar al Laboratorio de Producción Pública de Medicamentos de esta Ciudad, situado aun en el predio del Hospital Moyano, en Barracas.

Dicho laboratorio ha demostrado que tiene la posibilidad técnica y tecnológica para abastecer al país e incluso a parte de la región, restando solo para ello resolver un problema edilicio y el aporte adecuado de insumos.
Todos los gobiernos de la Ciudad y de la Nación se han negado a realizar las pocas acciones que de ningún modo son onerosas para lograrlo, destacándose el papel que jugó el actual presidente de la Nación a las pocas semanas de asumir su cargo previo como Jefe de Gobierno de la Ciudad, en 2007, al vetar la ley que semanas antes (y hay que decir que se votó semanas antes de un modo oportunista y extemporáneo) para resolver el problema.
Enfermedad y muerte han sido las consecuencias de este accionar colectivo y sistemático que a 17 años de 2000 y 10 de 2007 se sigue sosteniendo.
10:32:12 BUENOS AIRES, enero 10: Una carta de la Sociedad Argentina de Infectología alertó sobre los problemas que existen en la provisión de los fármacos, y los problemas que traen a los pacientes. Desde el Ministerio de Salud convocaron a la entidad, y le explicaron que ya se encuentran solucionando el tema, a través de un laboratorio público. Pero otras entidades también se quejaron por esta realidad. Entre Río y Santa Fe decidieron hacer compras en conjunto para salvar el retraso.

La semana pasada, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) emitió un comunicado donde denunció faltante de algunos medicamentos. En la misma, expresa su “profunda preocupación” porque se mantiene interrumpido o con retrasos la entrega de drogas para la tuberculosis, y los problemas que puede traer a los pacientes la interrupción del tratamiento. La situación, que se detectó a mediados de año y que se mantiene en varias provincias, generó un nuevo cruce de las autoridades del Ministerio de salud, sectores de la oposición y especialistas. Luego de la denuncia, la cartera que comanda Jorge Lemus se reunió con directivos de la SADI, e insistieron que gracias al convenio firmado con el laboratorio estatal de Río Negro el faltante se está solucionando. En el Congreso, la titular de la comisión de Salud se mostró preocupada por el tema, y exigió respuestas al gobierno nacional. Algunos gobiernos provinciales informaron que decidieron comprar los fármacos para entregar en su sistema.

La carta de la SADI fue dirigida al propio ministro Lemus, y expresa que “muchos de nuestros socios nos han comunicado que desde hace más de un año hay serios problemas con la provisión de Pirazinamida y que, en este mes, se agregó la falta de Isoniacida”. “Son bien conocidas las graves consecuencias que acarrea la interrupción o el irregular cumplimiento del tratamiento para esta enfermedad, situaciones que pueden derivar en fallas terapéuticas o aparición de cepas resistentes, con todo lo que ello implica”, advirtieron los especialistas en su carta al Ministro, que lleva la firma de Lautaro de Vedia, vicepresidente de la entidad (ver archivo adjunto).

Ante esto, el Ministerio de Salud convocó a las autoridades de la SADI para explicarle la situación. Así, El director nacional de Epidemiología Jorge San Juan Recibió a una comitiva de la entidad médica encabezada por el propio De Vedia, y le explicó que “la grave situación heredada desde 2013, ha sido solucionada mediante licitaciones realizadas durante 2016”. El funcionario aseguró que “para abril de este año, a partir de un convenio suscripto por el Ministro Lemus con la Productora Zonal de Medicamentos (PROZOME) de Río Negro, se contará por primera vez con medicación producida en un laboratorio público”. Del encuentro también participó el secretario de la Sociedad Argentina de Medicina (SAM) Luis Cámera.

“A partir de marzo del 2016, cuando nos hicimos cargo de este Ministerio,se comenzaron a hacer las licitaciones grandes, importantes, y a la vez pequeñas licitaciones de urgencia para reforzar la delicada situación heredada de la gestión anterior”, insistió San Juan. Según afirmó el ministerio mediante un comunicado, los referentes de ambas sociedades científicas “pudieron acceder a toda la información sobre los procesos de compra, las licitaciones desiertas y los esfuerzos del Estado Nacional por cumplir con la obligación de la provisión de medicamentos para tratar la tuberculosis”. La situación del déficit de estos medicamentos se origina desde el 2013, al respecto San Juan explicó que “hubo inconvenientes con la provisión por parte de los laboratorios de estos productos e inclusive hubo licitaciones desde el 2013 que no se cumplieron y no llegaron a concretarse. Esta situación se replicó también en el 2014 y 2015, llegando al 2016 con un faltante de esta medicación destinada al tratamiento de la tuberculosis”, agregó el funcionario.

Pese a esto, otras denuncias advirtieron sobre los problemas en materia de entrega y distribución de estos medicamentos. Desde el Instituto de Tisioneumonología “Raúl F. Vaccarezza” de la UBA también alertaron que “desde inicio del 2016 recibimos consultas por falta de Pirazinamida, luego Rifampicina, luego Isoniazida, y ahora los inyectables: Estreptomicina, Kanamicina, y terminamos el año sumando la Amikacina”.

En tanto, la diputada nacional Carolina Gaillard (FpV), presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación, expresó su preocupación ante la falta de provisión de medicamentos para el tratamiento de la Tuberculosis por parte del Ministerio de Salud de la Nación. “La salud es un derecho al que todos y todas debemos poder acceder. Estamos hablando de un derecho humano fundamental y en este sentido es el Estado quien debe garantizar el acceso a los medicamentos”, aseguró la diputada entrerriana. “La falta de medicamentos para tratar la tuberculosis se suma a la interrupción de entrega de medicamentos para pacientes con VIH, situación que denunciamos en reiteradas oportunidades durante el 2016”, agregó Gaillard.

Esta situación se vive en varias provincias, e hizo que algunos gobiernos locales decidieran hacer compras por su cuenta. Ese es el caso de Santa Fe y Entre Ríos, donde el ministro de Salud de esta última provincia Ariel de la Rosa confirmó que se harán compras conjuntas para paliar el faltante. El funcionario reconoció que la decisión se tomó en forma conjunta con el ministro de Salud de Santa Fe, Miguel González. “Hace cuatro meses estamos comprando la medicación para nuestros pacientes, porque se interrumpió el envío. No son muchos los pacientes con tuberculosis, pero tenés que darle la medicación diariamente, por eso tomamos la decisión ante el faltante de Nación”, sostuvo.

Sobre la inversión realizada en la compra de medicación, De la Rosa comentó: “No es una inversión de alto costo, pero es muy difícil conseguir los tuberculostáticos. Es una medicación muy barata y los laboratorios si no venden grandes volúmenes, es muy difícil que te vendan. Es por eso que fue un problema que Nación interrumpiera el envío, porque compra para todo el país”.

DESCARGA: Carta de la SADI alertando sobre los problemas de suministro de medicamentos contra la tuberculosis.

INFORMACIÓN ADICIONAL

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − cinco =