Oseltamivir (Tamiflu), contra el virus de la influenza, no se ajusta a la evidencia clínica

Más sobre Oseltamivir 

“Investigadores del Cochrane Collaboration, entidad sin fines de lucro con colaboradores en 120 países, afirmaron que “no hay buena evidencia” de que el Tamiflu (oseltamivir) reduzca los contagios o las complicaciones causadas por la influenza.”

Oseltamivir (Tamiflu), contra el virus de la influenza, no se ajusta a la evidencia clínica

Investigadores del Cochrane Collaboration, entidad sin fines de lucro con colaboradores en 120 países, afirmaron que “no hay buena evidencia” de que el Tamiflu (oseltamivir) reduzca los contagios o las complicaciones causadas por la influenza.

Tras obtener los datos sobre la efectividad y efectos secundarios del medicamento, reconocieron que ayuda a aliviar los síntomas, pero con una acción que puede ser lograda con otras sustancias. Para leer el artículo (DOI: 10.1002/14651858.CD008965.pub4) pinchar AQUÍ.

Craig Heneghan, médico de Cochrane Collaboration, destacó que el fármaco tiene efectos secundarios como náuseas, vómitos, eventos psiquiátricos y problemas renales. En declaraciones a Sky News, dijo que no se debe utilizar en una pandemia.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cuya Asamblea General Cochrane Collaboration tiene un asiento desde enero de 2011, dio la bienvenida al estudio.

En este estudio se concluyó que oseltamivir y zanamivir (otro inhibidor de neoramidasa) tienen pequeños efectos no específicos en la reducción del tiempo hasta el alivio de los síntomas de la gripe en los adultos, pero no en los niños asmáticos. Además, pudieron demostrar que el uso de cualquiera de los fármacos como profilaxis reduce el riesgo de desarrollar la influenza sintomática. Los estudios de tratamiento con oseltamivir o zanamivir no redujeron las complicaciones de la gripe (como la neumonía), debido a la falta de definiciones de diagnóstico. El uso de oseltamivir aumenta el riesgo de efectos adversos como náuseas, vómitos, efectos psiquiátricos y eventos renales en adultos y vómitos en los niños. Zanamivir presenta menor biodisponibilidad y esto pudiera explicar la menor toxicidad, en comparación con oseltamivir.

Los autores recomiendan que se debe considerar el equilibrio entre beneficios y daños al tomar decisiones sobre el uso de ambos inhibidores de neuramidasa, ya sea para la profilaxis o el tratamiento de la gripe.

Por último, los investigadores concluyen que el mecanismo de acción específico de oseltamivir para el virus de la influenza, propuesto por los productores, no se ajusta a la evidencia clínica.

Fuente: The Cochrane Library

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =