Toma de decisiones compartidas en tratamiento de osteoporosis.

Las fracturas de cadera causan considerable morbilidad y mortalidad y se asocian con altos costos de atención médica. Debido al envejecimiento poblacional, la fractura de cadera seguirá siendo un problema de gran impacto en la salud.

Hasta el fin de la década del 80, la osteoporosis se diagnosticaba luego de una fractura. En 1994, se introdujo una nueva definición basada en una baja densidad mineral ósea, lo que trajo aparejada la ampliación de las indicaciones para indicar medicamentos. La introducción de las calculadoras de riesgo de fractura ha exacerbado esta tendencia.

Es decir, el pensamiento dominante es que las fracturas son una función de la fragilidad de los huesos, lo que es mensurable y se puede mejorar con medicamentos.

Por lo tanto, siguiendo con este razonamiento, la identificación y el tratamiento de pacientes con huesos frágiles es una estrategia muy valiosa para prevenir fracturas, particularmente las fracturas de cadera.

El empleo de calculadoras de riesgo de fractura ha duplicado el número de candidatos para el tratamiento de drogas.

 

La aplicación de las guías clínicas americanas para manejo de la osteoporosis convierte al 75% de las mujeres mayores de 65 años en candidatas a recibir fármacos, tenemos evidencia de sobrediagnóstico. Las tasas de fractura de cadera siguen disminuyendo, y la mayoría ocurren en personas sin osteoporosis. Datos provenientes de meta análisis sugieren que hay que tratar a 175 mujeres con fragilidad ósea por tres años para evitar una fractura de cadera. Los daños por sobrediagnóstico incluyen el etiquetamiento como “persona en riesgo de fractura” lo cual posee carga psicológica. Los daños de tratamiento con bifosfonatos incluye problemas gastrointestinales (frecuente), fracturas femorales atípicas (incidencia de 1/10.000 personas que han consumido bifosfonatos por más de 5 años) y osteonecrosis de la mandíbula 1/10.000 en tratamientos muy prolongados mayores a 10 años).

La fractura de cadera se produce fundamentalmente por las caídas en los adultos mayores frágiles. Prácticamente no hay estudios sobre farmacoterapia preventiva en personas mayores de 80 años. La mirada sobre el problema fractura de cadera tan focalizada en la densidad mineral ósea y el tratamiento farmacológico, oscurece las acciones sobre la prevención de caídas limitando la eficacia de las medidas que podrían tomarse.

 

A los fines de poder ayudar a los médicos de familia y sus pacientes en la toma de decisiones sobre el tratamiento farmacológico de la osteoporosis con la mirada puesta en la fractura de cadera, les acercamos esta herramienta que entendemos puede ser de gran utilidad a la hora de compartir decisiones con los pacientes acerca de este problema.

 

 

https://osteoporosisdecisionaid.mayoclinic.org/index.php/osteo/index

Fuente: http://www.aamedicinafamiliar.com/2016/01/25/toma-de-decisiones-compartidas-en-tratamiento-de-osteoporosis/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce − 2 =