Un estudio que evalúe los efectos de la vacuna contra el virus del papiloma

Un libro analiza el debate social y mediático en torno al tratamiento contra el virus VHP

1487874758_206765_1487957569_noticia_normal_recorte1

La vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano) está incluida en los calendarios oficiales de la sanidad de muchos países occidentales desde que se aprobó en 2008 y el debate en torno al tratamiento sigue vivo. Carolina Moreno, catedrática de Periodismo de la Universitat de València, en el libro Campañas Institucionales en Salud Pública –que se ha presentado este viernes en Valencia-, muestra los argumentos a favor y en contra de la inmunización después de cuatro años de investigación y casi nueve de implantación en España.

El debate no ha cesado en los casi nueve años de implantación de la vacuna en el calendario sanitario español y el libro plantea la necesidad de valorar con un estudio epidemiológico a las niñas vacunadas y comparar dentro de 25 años si desarrollan menos cánceres de cérvix que las no vacunadas.

En el libro aparecen voces muy diversas: testimonios de médicos, políticos, periodistas y afectadas por la vacuna del VPH. “El  objetivo es analizar el debate social y mediático en torno a la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), en España”, dice la catedrática.

El equipo de investigación de Moreno buscó a los agentes que eran desfavorables a que la vacuna se incorporara al calendario oficial de vacunación, “Comprobamos que, a pesar de que la vacuna está incluida en estos calendarios, habiendo superado todos los protocolos de seguridad, seguía generando incertidumbre sobre parte de la población; la ciudadanía se manifiesta de forma controvertida cuando aparecen niñas en los medios de comunicación que presentan efectos secundarios tras la vacunación”, analiza la coordinadora del libro, donde ocho autores escriben sobre el virus del papiloma y la vacuna.

La presentación del libro coincide con la publicación de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que condena a la Consejería de Salud a indemnizar a los padres de una niña en Gijón después de que la menor, que sufría una enfermedad respiratoria, falleciera tras recibir la segunda dosis de la vacuna.

El libro recoge los diferentes puntos de vista sobre este tratamiento. “Hay un discurso oficial que es el de la obligatoriedad de vacunar a las niñas. Hay otro discurso médico que no está de acuerdo con la inmunización universal porque no considera que sea un problema de salud pública en nuestro país. Y existe un discurso de aquellas niñas que tras administrarles la vacuna sufrieron efectos secundarios que hasta el día de hoy no han sido reconocidos”, resume Moreno.

El libro muestra testimonios médicos, políticos, periodísticos y de afectadas por la vacuna del VPH, que evidencian la polarización del discurso en torno a una vacuna cuya relación coste efectividad es cuestionable, por su elevado precio y por las bajas tasas de incidencia de cáncer de cuello de útero en España, sostiene la catedrática.

En España, señala la catedrática, la incidencia de cáncer de cérvix es de las más bajas del mundo, con un 3,7% anual. Por esta razón, la administración de la vacuna frente al VPH a las niñas de entre 11 y 14 años, desde 2008, ha sido ampliamente cuestionada por los sectores profesionales. El elevado coste de la vacuna (464,58 euros por niña), en estos momentos, sin contar el aparato logístico que se ha desarrollado para alcanzar niveles de cobertura significativa en cada cohorte de niñas, es del orden de 125 millones de euros anuales, con los precios actuales.

En general, tanto la prensa como las redes sociales han publicado más beneficios que riesgos de la vacuna. Lo que pasa es que cuando sucede un evento negativo tiene una gran repercusión mediática. “Y con ello me refiero a las chicas que estuvieron ingresadas en Valencia en 2009 o al fallecimiento de la chica de Asturias, en 2012″, recuerda Moreno.

Y la clase médica, ¿qué opina?  “Los pediatras siempre recomiendan la vacuna, puesto que está en el calendario vacunal”, dice la coautora, quien añade: “Algunos especialistas en salud pública consideran que la vacuna no es necesaria para toda la población, pues supone un exceso de medicalización para las niñas, que están sanas en el momento de vacunarse y que la mayoría de ellas nunca desarrollarían un cáncer de cérvix, aunque tuvieran el virus del VPH”, reitera Moreno.

 

FUENTE: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/23/valencia/1487874758_206765.html

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − seis =