Ensayos Clínicos

 

Gestión de los Ensayos Clínicos, Metodología y Conflictos de Interés

Según un estudio los ensayos post-comercialización financiados por la industria no mejoran la vigilancia de la seguridad de los medicamentos
Angus Liu
FierceBiotech, 21 de febrero de 2017
http://www.fiercebiotech.com/regulatory/company-funded-postmarketing-trials-not-improving-drug-safety-surveillance-study
Traducido por Salud y Fármacos

Un estudio reciente, publicado en la British Medical Journal, encontró que los ensayos fase 4, también conocidos como ensayos post-comercialización, financiados por la industria no son eficaces para identificar los problemas de seguridad de los medicamentos.

Puede que no sea posible evitar los conflictos de interés en los ensayos clínicos, ya que muchos de ellos son patrocinados por las compañías que los fabrican. Se esperaría que las empresas duplicaran sus esfuerzos cuando lo que está en juego es la seguridad de los medicamentos, pero un estudio reciente de investigadores alemanes encontró que los ensayos post-comercialización financiados por la industria no son eficaces para identificar problemas de seguridad.

Esta conclusión se presenta en un estudio que ha publicado por la BMJ después de que los investigadores examinaron 558 ensayos fase 4, realizados principalmente en Alemania durante un período de tres años, entre 2008 y 2010, y encontraron que no se informó a las autoridades reguladoras de ningún evento adverso.

El promedio de pacientes inscritos en los ensayos fue 2331 (mediana de 600) y 270 médicos (mediana de 63). Los médicos recibieron un promedio de €441 (mediana €200) por paciente y un promedio de €19.424 euros por ensayo (mediana de €2.000).

Sólo un tercio de los ensayos de fase 4 examinaban los medicamentos que se habían aprobado en los dos últimos años antes que empezaran los mismos, y en esos estudios, la remuneración de los médicos era, en promedio, el doble que en otros ensayos.

Los investigadores escriben en las conclusiones del estudio: “Los tamaños de las muestras son generalmente demasiado pequeños para permitir la detección de reacciones adversas raras, y muchos de los médicos participantes están estrictamente obligados a mantener la confidencialidad a la que se han comprometido con el patrocinador, y sólo encontraron en revistas científicas cinco resultados de los 558 ensayos post-comercialización”.

Según informó a Reuters Angela Spelsberg, médica y epidemióloga que trabaja en el Comprehensive Cancer Center Aachen y es la autora principal del estudio, la relación médico-paciente que existe en estos ensayos puede contribuir a disminuir la calidad de los datos debido a que la formación y el seguimiento de tantos médicos es bastante engorroso e ineficiente. Los investigadores también señalaron que el número el número necesario de médicos podría ser menor, ya que los médicos a menudo trabajan en varios estudios al mismo tiempo.

Los ensayos post-comercialización, se llevan a cabo después de la aprobación y comercialización de un nuevo fármaco para evaluar más a fondo en poblaciones más grandes sus efectos a largo plazo incluyendo la eficacia y los efectos secundarios poco frecuentes.

La FDA de EE UU sólo requiere algunos ensayos post-comercialización cuando, por ejemplo, existe un riesgo grave conocido de un producto farmacológico, o la compañía está tratando de expandir el uso del producto a los niños; mientras que otros son la prerrogativa de las empresas farmacéuticas.

Para todas las etapas de prueba antes de una aprobación, la suma de los participantes inscritos a veces son unos mil pacientes, y rara vez superan los 3.000, si se trata de un estudio contra placebo o contra otro medicamento, solo la mitad recibe el medicamento que se prueba.

Este tipo de tamaño, aunque suficiente para detectar eventos adversos comunes, no lo es para efectos adversos raros o muy raros, de acuerdo a la definición que ha hecho el Consejo de Organizaciones Internacionales de Ciencias Médicas y que también se han definido como aquellos que se dan en uno de 1,000 a uno de 10.000 usuarios. Es por eso que los reguladores y los profesionales de la salud esperan que los ensayos de fase 4, para los cuales tienen más tiempo y por lo tanto la capacidad de inscribir a un gran número de pacientes, puedan identificar esos eventos raros.

De acuerdo con la edición más reciente de un informe anual preparado por la FDA al 30 de septiembre de 2015, en total había 856 solicitudes aprobadas y que estaban realizando ensayos fase 4 y 575 solicitudes deberían ya proporcionar informes anuales para el año fiscal 2015 [en EE UU el año fiscal termina el 30 de septiembre] según lo requieren los Reglamentos.

Sin embargo, de las 26 comunicaciones de seguridad de medicamentos que publicó la FDA para ese año fiscal, no incluía ninguna de ensayos clínicos fase 4; la mayoría se hicieron a partir del Sistema de Informes de Sucesos Adversos (FAERS) de la FDA que informa sobre los eventos adversos comunicados por los profesionales sanitarios y los consumidores. El problema con ese sistema es la falta de corroboración científica que pueda confirmar el vínculo de los eventos adversos con los medicamentos que se estudian en fase 4.

Ha habido una amplia crítica de que las empresas farmacéuticas sólo financian proyectos de fase 4 que ya se sienten seguras que van a dar resultados favorables. Marcia Angell, ex directora del New England Journal of Medicine ha definido estos ensayos: “Un marketing disfrazado como investigación”. El ex comisionado de la FDA, David Kessler, escribió en un artículo en 1994 en el que decía: “Algunos ensayos patrocinados por la compañía de medicamentos aprobados parecen poco o ningún propósito científico, porque de hecho intentos poco encubiertos para persuadir a los médicos a prescribir una nueva medicina que la empresa está comercializando.

Nota: sobre este mismo estudio véase un análisis complementario más arriba en la sección Ensayos Clínicos y Ética: Valor Científico de los Ensayos Clínicos (Los ensayos post-comercialización de medicamentos financiados por las farmacéuticas pueden no identificar problemas de seguridad)

creado el 10 de Mayo de 2017

 

FUENTE: http://www.saludyfarmacos.org/boletin-farmacos/boletines/may201704/43_segunestudio/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + 2 =