La farsa de las revisiones por pares: cuanto más nos fijamos más descubrimos 

Integridad de la Ciencia y de las Publicaciones

(Phony peer review: The more we look, the more we find)
Adam Marcus y Ivan Oransky
Statnews, 28 de abril de 2017
https://www.statnews.com/2017/04/28/phony-peer-review/ 
Traducido por Salud y Fármacos

Un número desconocido de estudios que se han publicado tienen un problema oculto: los “pares” que supuestamente avalaron la publicación no son tales.

Y al parecer, cuanto más lo analizan los editores más estudios falsos descubren.

Ahora, en el mayor rastreo hasta la fecha, la editorial Springer anunció que está retractando 107 manuscritos de una misma revista, ante la duda de que los autores hicieron trampa en el proceso de revisión de pares, algunos quizás sin intención. (La revista Tumor Biology, se vendió a la editorial SAGE a finales de 2016). Esto representa un increíble 2% de todos los manuscritos que la revista publicó en los años revisados que van desde el 2010 al 2016.

No es la primera vez que se descubre este tipo de fraude. Pero los observadores habían pensado que este problema se había cortado de raíz en 2014, cuando un grupo de editores corrigieron algunas de las vulnerabilidades del sistema que utilizaban para revisar los manuscritos.

Ahora parece claro que no fue así. Y después de lo que llamaron ‘una investigación manual profunda” que fue impulsada por retracciones anteriores, Springer dijo que seguramente aparecerán más artículos que tendrán que retractar en otras de sus revistas.

La última debacle sucedió así: La revista, haciendo uso de una práctica inusual, permitió a los autores enviar los nombres y direcciones de correo electrónico de posibles revisores de sus manuscritos.

Los nombres eran reales, pero las direcciones de los correos electrónicos eran falsos, y algunos aparentemente controlados por empresas pagadas por los autores, para que les ayudaran a publicar sus manuscritos. Uno de dichos autores dijo a una agencia de noticias en China que su manuscrito había sido originalmente rechazado, pero que cuando contrató a una de esas empresas para que le ayudara a publicarlo, el artículo fue aceptado. Ahora teme que la retracción arruine su CV.

A través de los años hemos catalogado más de 450 retracciones por revisiones de pares fraudulentas. En diciembre de 2014, después de desenmascarar casos falsos de revisiones por pares en la revista Nature, el Committee on Publication Ethics, un grupo con sede en el Reino Unido que promueve el mejoramiento de las prácticas en publicaciones académicas, emitió una declaración condenando “… los intentos sistemáticos e inapropiados de manipular el proceso de revisión de pares de varias revistas de diferentes editoriales”.

¿Una de sus editoriales? Springer.

A pesar de esto, 32 artículos del último grupo tienen fecha de envió en 2015, mucho después de que la editorial conociera la vulnerabilidad de sus sistemas. Esto sugiere que hay actores inescrupulosos que utilizan técnicas que hasta ahora no conocíamos. SAGE, la empresa que ahora publica la revista, dijo que ha tomado una serie de medidas – incluyendo una revisión de los procesos de revisión por pares y nuevas normas para la utilización de revisores sugeridos por el autor- para asegurar que este tipo de transgresión no se repita.

Springer está tomando medidas para conseguir los mismos objetivos. También, después de limpiar su propia casa, la compañía está compartiendo sus procesos de evaluación con otros editores. Según dijo Tamara Welschot, directora de los servicios de integridad en la investigación y de servicios de publicación de Springer, a través de COPE y otra organización, la compañía “ha compartido información anonimizada sobre sus procesos de revisión, lo cual podría ayudar [a otras editoriales] a identificar manuscritos problemáticos”.

Sin embargo, el problema está en que para cuando las editoriales acorralan a los sospechosos habituales y encuentran todos los casos de revisores por pares falsos, suponiendo que sea posible, las personas que planearon la estafa, que probablemente son inteligentes, es probable que ya estén trabajando en la siguiente.

Los fontaneros, cuando hablan de su trabajo, les gusta decir que “el agua encuentra su camino”. Las editoriales necesitan comprometerse a corregir sus propias fugas.

creado el 27 de Agosto de 2017

FUENTE: http://www.saludyfarmacos.org/boletin-farmacos/boletines/ago201704/06_farsa/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =