EE UU. Penn Medicine se disculpa en nombre del famoso médico que realizó experimentos con reclusos de la prisión de Holmesburg

Ética y Ensayos Clínicos

Tags: Kligman, ensayos no éticos, prisioneros, placebo, Holmesburg

(Penn Medicine apologizes for notorious doctor who conducted experiments on Holmesburg Prison inmates)
Robert Moran
The Philadelphia Inquirer, 20 de Agosto de 2021
https://www.inquirer.com/news/penn-medicine-albert-kligman-medical-experiments-holmesburg-prison-inmates-apology-20210820.html
Traducido por Salud y Fármacos, publicado en Salud y Fármacos: Ensayos Clínicos 2021; 26(4)

Tags: Kligman, ensayos no éticos, prisioneros, placebo, Holmesburg

El decano de Penn Medicine pidió una disculpa por el trabajo del Dr. Albert Kligman, un exprofesor que fue un pionero en estudiar tratamientos contra el acné, pero que desde entonces se ha hecho famoso por realizar investigaciones médicas en reclusos, la mayoría de ellos negros, en la Prisión Holmesburg de Filadelfia.

La disculpa se incluyó en una declaración que hizo J. Larry Jameson, decano de Penn Medicine, y que se publicó en el Internet (Esta disponible en inglés en este enlace https://www.med.upenn.edu/evpdeancommunications/2021-08-20-283.html)

Jameson también describió lo que está haciendo Penn Medicine para abordar los daños causados por la conducta de Kligman, “que ni ahora ni nunca ha sido moralmente aceptable”.

Allen Hornblum, autor del libro publicado en 1998 Acres of Skin, que detalla los horrores de los experimentos médicos llevados a cabo en la prisión de Holmesburg, dijo en un correo electrónico a The Inquirer que espera que Penn Medicine “cumpla con lo que dice su declaración: hacer las paces a través de cambios programáticos y nuevas contrataciones”.

Hornblum dijo: “El Dr. Kligman fue uno de los investigadores mercenarios y menos éticos de la Guerra Fría, ya que estaba dispuesto a aceptar cualquier protocolo de investigación sin importar el peligro que representara para los desesperados hombres y mujeres, con bajos niveles de educación que estaban recluidos en la cárcel del condado”.

Hornblum agregó: “Durante décadas, Penn ha estado honrando al Dr. Kligman con conferencias y cátedras, a pesar de su horrendo historial de haber utilizado a niños y prisioneros institucionalizados. Aunque Penn finalmente se arrepintió, gracias a la creciente presión pública, esta parte de su historia es una vergüenza para la educación superior y para el emblema que tanto aprecian”.

Un comité convocado por Jameson en 2019 reconoció que Kligman, quien murió en 2010, “hizo contribuciones innovadoras al campo de la dermatología” que se ven superadas por la forma en que realizó su investigación.

“Penn Medicine reconoce que el trabajo realizado por el Dr. Kligman fue terriblemente irrespetuoso con las personas, muchas de ellas eran hombres negros encarcelados, a quiénes negó la autonomía y el consentimiento informado, que ahora la comunidad médica considera que son los pilares fundamentales para realizar una investigación ética”, escribió Jameson.

“Penn Medicine se disculpa por el dolor que el trabajo del Dr. Kligman causó a las personas encarceladas, a sus familias y a nuestra comunidad en general. Si bien no podemos cambiar la historia, las acciones que como institución estamos anunciando hoy cambiarán aspectos significativos de la forma en que reconoceremos al Dr. Kligman y su investigación, y también dedicaremos recursos sustanciales a la investigación relacionada con el color de la piel, a la educación y al cuidado de los pacientes de poblaciones vulnerables y desatendidas”, escribió Jameson.

Para abordar el legado de Kligman, Jameson anunció que se había suspendido la conferencia anual que se hacía en su honor y llevaba su nombre. La conferencia se suspendió el año pasado a la espera del informe del comité.

La “Cátedra Kligman II” pasa a llamarse Cátedra Bernett L. Johnson Jr. Johnson fue profesor de la universidad durante mucho tiempo, era de raza negra, trabajaba en el Departamento de Dermatología y fue director médico del Hospital de la Universidad de Pensilvania “y fue un firme defensor de la diversidad, la equidad y la inclusión”, dijo Jameson.

La primera profesora en ocupar la catedra de Bernett Johnson será Susan Taylor, que es la primera Vicepresidenta para la Diversidad, Equidad e Inclusión, pertenece al Departamento de Dermatología y ha realizado trabajos innovadores en dermatología de la piel de color, dijo Jameson.

Se dedicarán fondos a estudiar la “Diversidad y equidad en la investigación, la educación y los cuidados dermatológicos”.

Jameson dijo que este compromiso financiero, que durará varios años, redirigirá los fondos que anteriormente estaban a nombre de Kligman. Los fondos se destinarán a becas para estudiantes de escuelas secundarias urbanas “de todos los orígenes socioeconómicos, raciales y étnicos que quieran participar en Penn Academy for Skin Health (PASH), un programa que involucra a estudiantes de escuelas secundarias locales en investigaciones STEM innovadoras relacionadas con la dermatología, y una parte específica del programa se dedicará a investigar la piel de color”, dijo Jameson.

Los fondos también se destinarán a apoyar un puesto de residencia para estudiar la diversidad en la dermatología, cuyo objetivo será capacitar a más dermatólogos interesados en las pieles de color y apoyar a los programas que apoyen a los residentes del oeste de Filadelfia, dijo Jameson.

Y con estos fondos se ofrecerán tres becas de investigación para dos estudiantes de medicina y un becario postdoctoral, para que hagan investigación relacionada con los trastornos de la piel en los pacientes de color, dijo Jameson.

En enero, dos dermatólogos, Adewole Adamson, profesora asistente de la Escuela de Medicina Dell de la Universidad de Texas en Austin, y Jules Lipoff, miembro de la facultad de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, escribieron un comentario solicitando que Penn cortara los lazos con Kligman.

“Creo que este anuncio es un paso en la dirección correcta. Ya es hora de que Penn se disculpe por las transgresiones de uno de sus destacados miembros de la facultad. Sin embargo, en la declaración hay algunos problemas, hay cosas que faltan o son preocupantes”, dijo Adamson en un correo electrónico.

“Hay dos cátedras que llevan el nombre del Dr. Kligman, pero solo se le está cambiando el nombre a una. Deja dudas sobre el destino de la segunda cátedra. En Penn, hay laboratorios de investigación que llevan el nombre del Dr. Kligman. El comunicado de prensa no menciona si se mantendrán”, dijo Adamson.

“El comunicado de prensa hace todo lo posible para dar a entender que lo que estaba haciendo el Dr. Kligman era ‘legal’. Sin embargo, hubo una demanda presentada por las víctimas de sus experimentos que estaban en la prisión; esta demanda fue desestimada por el estatuto de limitaciones y no necesariamente debido a su legalidad”, agregó Adamson.

“El comunicado de prensa se centra en los logros y la grandeza del Dr. Kligman, y no menciona por nombre a ninguna de las víctimas, como Leodus Jones, que luchó en nombre de los prisioneros de Holmesburg. El comunicado de prensa tampoco menciona las transgresiones específicas que perpetró el Dr. Kligman”, dijo Adamson.

“La iniciativa de aumentar la diversidad en las residencias que financiarán ya estaba en vigor antes de que el comité hiciera esta declaración”, dijo Adamson.

About The Author