La pelea por las patentes: el gobierno daría marcha atrás con resolución cuestionada por industria local

Políticas

América Latina

Argentina. 
Mirada Profesional, 8 de octubre de 2016
https://miradaprofesional.com/ampliarpagina.php?e=f42dbbaceebe442fdb01a96c8429834f&npag=0&id=8170

Según los trascendidos, desde el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) corregirían la cuestionada resolución 56, que permite que patentes obtenidas en el exterior tengan validez en el país. Se aplicará una nueva disposición, que excluiría a los medicamentos de esta situación. La tensión entre el gobierno y los laboratorios nacionales crece, de la mano de la apertura a medicamentos extranjeros.

La relación entre el gobierno nacional y la industria farmacéutica de bandera nacional se viene deteriorando en los últimos meses, en especial desde que comenzaron los rumores sobre la apertura a tratamientos producidos en el exterior, que podrían ingresar a las licitaciones públicas, que hasta ahora eran prioridad de los productos argentinos. Esta tensión tocó su punto máximo con la resolución 56/16, que habilitó a que las patentes adquiridas en el extranjero sean válidas en el país, lo que despertó la queja de los laboratorios de bandera nacional. En las últimas horas, como señal de paz, se comenzó a hablar de una nueva disposición, que corrija esta medida y excluya a los medicamentos de esta medida. La cámara de diputados nacional repudió la resolución a través de la comisión de Industria.

Según informa el portal especializado Pharmabaires, las versiones de una corrección por parte del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) comenzaron a circular en las últimas horas, luego de una reunión entre el titular de esa dependencia y miembros de COOPERALA, la cámara que agrupa a laboratorios pymes y cooperativos. Según este medio, la promesa desde el INPI fue que “se emitirá una nueva normativa sobre la aplicación de la resolución 56, que excluirá a los medicamentos”, por lo que se exigirá que “se realicen en el país los exámenes de fondo”.

El 12 de septiembre, el Gobierno publicó la resolución 56 del INPI que establece que se podrán considerar cumplidos los requisitos de patentabilidad y otorgar una patente si una oficina extranjera concedió una patente equivalente, sin necesidad de que la oficina argentina haga su propio análisis de patentabilidad. Esto despertó la queja de la industria farmacéutica local. La promesa de rectificar la situación tranquiliza por lo menos un poco a las firmas nacionales.

Días atrás, el diario La Nación escribió que los directivos de CILFA expresaron durante el encuentro con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, que percibían “cierta animosidad” del gobierno hacia los laboratorios nacionales, y no solo por la Resolución 56. Otro de los temas que preocupa es la apertura a genéricos extranjeros, una medida que aseguran perjudica a los productores nacionales. Hasta el momento, existía un privilegio para los fármacos nacionales. La decisión anticipada por Dámaso Pardo, titular del INPI, requiere, ahora, de la firma del ministro de Producción Francisco Cabrera, quien en reuniones con la industria, se molestó por la solicitada publicada por CILFA en respuesta a la Resolución 56 y aseguró que no apuntaba contra la industria.

En tanto, en la comisión de Industria de la cámara de Diputados, se analiza aprobar una declaración contra la resolución 56 motorizada por su presidente, José Ignacio De Mendiguren, y a partir de dos proyectos, del FPV y de Graciela Camaño del FR.

creado el 21 de Diciembre de 2016

FUENTE: http://www.saludyfarmacos.org/boletin-farmacos/boletines/nov201603/016_argentina/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =