Riesgos de los fármacos anticolinérgicos en personas de edad avanzada

Varios fármacos pueden afectar las funciones cognitivas y producir episodios de confusión, sobre todo en las personas de edad avanzada. En 2012 comentamos un estudio prospectivo rea-lizado en Francia, de casi 20 años de duración, que mostró una relación entre el uso crónico de fármacos hipnóticos y sedantes y el riesgo de demencia y de enfermedad de Alzheimer.1 Un nuevo estudio observacional en Canadá ha confirmado estos resultados.2 Recientemente hemos tenido noticia de que el uso crónico de fármacos anticolinérgicos también aumenta el riesgo de demencia.3 En las personas de edad avanzada son frecuentes los episodios de confusión mental aguda. Las causas más frecuentes son la descompensación de una enfermedad crónica (EPOC, insuficiencia cardíaca, etc.), infecciones (por ej., neumonía, infección urinaria) y fármacos. Si estos episodios son repetidos, pueden ser confundidos con una demencia. Entre un 15 y un 50% de las personas de edad avanzada ingresadas por una enfermedad aguda sufre episodios de confusión, que a veces no son reconocidos y precisados.

Se sabe desde hace tiempo que los fármacos con actividad anticolinérgica también pueden producir confusión. Generalmente estos fármacos empeoran los síntomas de las personas con demencia. Hay numerosos tipos y grupos de fármacos con actividad anticolinérgica: antihistamínicos de venta sin receta [por ejemplo, difenhidramina (Soñodor®) para el insomnio, o clorfenamina para procesos alérgicos], fármacos para la incontinencia urinaria como la oxibutinina, antidepresivos tricíclicos y otros (véase la tabla). Los toma entre un 20 y un 50% de las personas de edad avanzada con alguna enfermedad crónica.5 Los fármacos con actividad anticolinérgica pueden producir efectos adversos neurológicos, como mareo, sedación, confusión y delirio. Otros efectos adversos incluyen sequedad de boca y ocular, estreñimiento, visión borrosa y taquicardia. Estudios recientes sugieren que también pueden tener un impacto negativo sobre la enfermedad cardiovascular y la mortalidad en adultos de mediana edad y en personas de edad avanzada.6,7

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =