Pastillas anticonceptivas en la mira

Pastillas anticonceptivas en la mira

La combinación de medicamentos anticonceptivos con drospirenona y etinilestradiol se ha asociado con una serie de efectos secundarios graves. Bayer, el fabricante de anticonceptivos orales que contienen la droga drospirenona, se enfrenta ahora a miles de demandas.

La drospirenona, en combinación con etinilestradiol, se utiliza como un anticonceptivo oral en marcas como Yasmin, Yaz y Safyral, (todos ellos creados por Bayer). También hay de otros laboratorios, como Diva, Divina, Kala, Máxima, entre otras. Estas píldoras anticonceptivas, conocidas como de “cuarta generación”, es decir las más nuevas; también se han utilizado para tratar los síntomas de la menopausia, acné moderado y la osteoporosis.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) publicó un anuncio de seguridad en septiembre de 2011, que indicaba un aumento de 1.5 veces en el riesgo de coágulos de sangre (trombos en las venas y cerebrales) en mujeres que usan la drospirenona que contienen las píldoras anticonceptivas en comparación con las usuarias de otros anticonceptivos hormonales.

En diciembre de 2011, un panel de asesores de la FDA votó por abrumadora mayoría, para reforzar las advertencias sobre anticonceptivos que contienen drospirenona y para advertir a las usuarias sobre el riesgo de coágulos sanguíneos asociados con los anticonceptivos.

En noviembre de 2011, Health Canada anunció que en su revisión encontró entre 1.5 y 3.0 veces mayor riesgo de coágulos sanguíneos en mujeres que utilizaron anticonceptivos que contienen drospirenona. La agencia de salud dijo que las etiquetas se han actualizado para incluir la advertencia y recomendó que los profesionales sanitarios consideren los riesgos de los anticonceptivos que contienen drospirenona, cuando se determina qué anticonceptivos se recetan.

yazDemandas Drospirenona

Bayer informó a mediados de octubre de 2009, que se habían presentado ciento veintinueve demandas a Yaz y Yasmin en los Estados Unidos. A partir de febrero de 2010, ya eran cerca de mil cien demandas en los EE.UU. en contra de Bayer, que había dicho que su producto no era más riesgoso que cualquier otro anticonceptivo oral en el mercado. Hasta diciembre de 2015, las sospechas contra las pastillas ya costaron a la farmacéutica casi 2 mil millones de dólares en EEUU, donde pagó a unas 10 mil mujeres para evitar largos debates judiciales

Las demandas contra drospirenona Bayer alegan que la compañía farmacéutica:

  • Subestimó los riesgos asociados con los productos y sobre dimensionó sus usos aprobados en un esfuerzo por confundir a los usuarios de Yaz y Yasmin en la creencia de que las drogas son seguras.
  • No investigó correctamente la medicación.
  • No sacaron la droga después de que los informes post-comercialización demostraron que el riesgo de posibles efectos secundarios de Yasmin y Yaz que amenazan la vida, superaban los posibles beneficios que podrían lograrse a través de otros anticonceptivos orales disponibles.

Esta medicación se la promociona como “nueva”, que genera “bienestar”, que tienen mínimas dosis hormonales y por ende son las más caras en el mercado. Además de inseguras. Evidentemente la preocupación de los laboratorios no se basa en nuestro cuidado sino que muy por el contrario, mientras puedan pagarle a las mujeres para que esto no se difunda, siguen vendiendo medicación que les genera millones de dólares diario sin importar que sea riesgosa para la salud.

Desde el 2011 la FDA sabe de estos efectos sin embargo se sigue comercializando y exponiendo a millones de mujeres a sufrir enfermedades e incluso la muerte. En este contexto, vale la pena pensar otras formas anticonceptivas que resguarden nuestra salud.

Fuente: http://latinta.com.ar/2016/09/pastillas-anticonceptivas-en-la-mira/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 12 =