Comunicado de compas de ALAMES Venezuela sobre la situación salud

AL PUEBLO DE VENEZUELA:
SOBRE LA GRAVE SITUACIÓN DE SALUD
Nosotros, LOS ABAJO FIRMANTES, integrantes del cada vez mayor sector de nuestro país con una posición crítica frente a un gobierno incapaz y una oposición incoherente e irracional, identificados con una sociedad post-capitalista, socialista, y el proceso de cambio social y político necesarios, como una responsabilidad política y ética, nos dirigimos al pueblo de Venezuela, a los Poderes Públicos y en particular al Presidente de la República, para expresar nuestra preocupación sobre la grave situación de salud existente.
Reconocemos que la ofensiva imperialista y el cerco económico que se ha lanzado contra nuestro país vienen produciendo graves daños y terribles consecuencias también sobre la situación sanitaria nacional, pero esta explicación no es suficiente ni exculpa la responsabilidad fundamental del gobierno venezolano.
Por las declaraciones oficiales pareciera que la máxima dirección del país cree que la situación de salud es buena. NO ES ASI Señor Presidente Nicolás Maduro, este sistema de salud dista mucho de ser uno de los mejores del mundo como lo ha expresado usted en repetidas oportunidades. El discurso oficial no se parece a la realidad. Existe una disociación entre lo que se dice y lo que vivimos la mayoría de los venezolanos. Queremos alertar a la alta jerarquía del gobierno, porque existe un gran malestar social casi explosivo también por el inadecuado funcionamiento del sistema de salud. Las cosas no van bien: la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad se han debilitado. Han reaparecido enfermedades erradicadas hace 80 años: difteria, sarampión, tuberculosis, malaria, tal como lo señala el informe reciente de la OPS. La atención a la enfermedad está en crisis y los hospitales colapsados. Existe una muy deficiente Gestión Integral de Residuos y Desechos sólidos. La Red de Barrio Adentro se ha deteriorado y su atención es deficiente. Mucha de la tecnología necesaria para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades no está disponible. No se consiguen  medicamentos y hay gente que muere por eso; el 0800SALUD y la distribución casa a casa son un paliativo deficitario que no resuelven el grave problema existente. Crece la mortalidad por causas fácilmente prevenibles. La cobertura 100% de Barrio Adentro no es cierta. El Plan Quirúrgico no resuelve la gran deuda social que existe en cirugía, ya que realiza básicamente operaciones menores. El parto humanizado no pasa de ser una buena intención, el parto se ha mercantilizado y deshumanizado, a ello se debe la alta mortalidad materna que tenemos, por encima de 100, una de las más altas del mundo. Humanizar el parto es una prioridad, pero eso no se consigue solo captando embarazadas y formando promotoras populares. El porcentaje de cesáreas en algunos hospitales públicos es superior al 50 % y en el privado muchísimo mayor. El ruleteo, maltrato y mala praxis de los pacientes en los centros públicos son un problema mayúsculo, lo vemos diariamente. Han emigrando miles de profesionales y técnicos de salud y hay un déficit enorme de ellos sobre todo a nivel de especialidades. El Estado Venezolano financia al sector privado vía seguros de HCM, con un aporte superior al presupuesto del Ministerio del Poder Popular de la  Salud. No hay real participación ni construcción de poder popular, hay una pseudo-participación manipulada. El sistema de salud está inaceptablemente fragmentado. No hay una Ley que regule el sistema de Salud, ni una política nacional de salud. Las causas de esta situación son fundamentalmente la improvisación, la ignorancia, el nepotismo y la corrupción. Esa es la realidad.
Algunos de nosotros hemos participado en responsabilidades directivas o apoyado directamente la gestión gubernamental en salud confiados en contribuir a superar la crisis sanitario-asistencial existente, sin embargo el monstruo de la burocracia y el manejo incorrecto de la crisis ha hecho imposible continuar intentándolo, y hemos decidido no seguir callando ante este desastre nacional. No nos hemos limitado a criticar, acá están algunas de las propuestas que hemos presentado y no han sido tomadas en cuenta por el alto gobierno.
Nuestra primera propuesta es promover una discusión nacional sobre la crisis de la salud Hay que RECONOCER EL PROBLEMA, NO SEGUIR OCULTANDO LAS COSAS. Problema que no se reconoce, no se resuelve. No debemos caer en el chantaje de que esta discusión hace mal al gobierno. Lo que  sí afecta al gobierno es lo mal que están las cosas por su mala gestión. Exigimos al gobierno que publique los Anuarios y Boletines Epidemiológicos; esa información es vital para la toma de decisiones. Ocultar la realidad solo lleva a que la crisis se profundice.
Segunda propuesta: que el alto gobierno, con participación ciudadana, le dé respuesta a algunos temas:
A     Las fábricas de medicamentos y vacunas: ¿Por qué a pesar de la gran inversión que se ha realizado no funcionan? La dependencia externa en el sector medicamentos es elevadísima, todo lo compramos en el exterior; no puede seguir siendo así.
B   El funcionamiento de los equipos de tecnología de punta: el Estado ha comprado gran cantidad de equipos que no están funcionando. Algunos tienen años en los depósitos
C     Los seguros de Hospitalización, Cirugía y Maternidad: es necesario saber cuánto está gastando el Estado Venezolano en comprar seguros privados y financiar clínicas privadas. Eso es privatizar la salud.
D     La asignación de divisas preferenciales a la industria farmacéutica: que se haga una AUDITORÍA PÚBLICA sobre que se hizo con esas divisas y con qué criterio se asignaron. Han sido una fuente de corrupción insólita.
Por último, en una tercera propuesta, planteamos la necesidad de recuperar las solicitudes que fueron elaboradas con participación popular para el Congreso de la Patria en Salud, las cuales fueron presentadas ante el alto gobierno y nunca recibieron respuesta, y son la producción colectiva de equipos de trabajo en todo el país que funcionó por muchos meses durante el Congreso de la (año 2016). Esas propuestas plantean:
–       La promoción del BUEN VIVIR y la Salud como derecho siendo los pilares del sistema de salud, no un sistema medicalizado centrado en la enfermedad como lo es actualmente.
–       Exigen la creación de un Sistema Público Único Nacional de Salud con mando único a nivel nacional y Áreas de Salud Integral Comunitarias con  Redes de Salud como ejes de la nueva forma de organización,  planificación y gestión del sistema.
–       Reclama Participación Protagónica del Poder Popular en todos los momentos (diseño de las políticas, planificación, ejecución, supervisión, control y evaluación) y a todos los niveles (micro-local, local, municipal, estadal y nacional), en todas las instancias del Sistema Público de Salud.
– Exige una lucha frontal contra el burocratismo y la corrupción. Rendición pública de cuentas en todos los tramos del sistema, que permita hacer transparente las diferentes formas de administración y gestión de los recursos.
–        Propone rescatar el carácter público del sector salud mediante la progresiva eliminación de los HCM y seguros auto-administrados del Estado que representan una manera perversa de financiar al sector privado.
–       Plantea una Política nacional de producción y distribución de medicamentos y material médico-quirúrgico. Revisar  y fortalecer la Universidad de Ciencias de la Salud.
–       Llama al Impulso,  fortalecimiento e integración  de Barrio Adentro en el sistema único de salud, eliminando el paralelismo existente, para consolidar el cambio del modelo de atención y privilegiar la promoción de la salud del individuo, la familia y la comunidad.
Esas, señor Presidente, son algunas de nuestras preocupaciones y propuestas. Queremos discutir y asumir como una realidad la necesidad de mejorar urgentemente el funcionamiento de nuestro sistema de salud.
No nos hacemos ilusiones en cuanto a la respuesta oficial, la retórica y las promesas se han convertido ya en un lugar común; estamos convencidos que solo la conciencia, organización y movilización popular serán capaces de enfrentar esta grave situación. Hacemos un llamado a todo el pueblo venezolano a luchar por una salida popular, pacífica, democrática, constitucional y soberana a la crisis. Creemos pertinente y necesario promover un Encuentro Nacional de Salud en el cual, de manera autónoma, los representantes de las comunidades, los voceros del Poder Popular, las organizaciones y movimientos sociales y los trabajadores del sector salud puedan expresarse, elaborar propuestas y alternativas para elaborar un programa que enfrente la emergencia del sector salud y un plan de acción para articular las luchas de las comunidades y trabajadores, y que se exprese organizativamente en un Movimiento Nacional por el Derecho a la Salud.
Por un Sistema Público Único Nacional de Salud bajo Control Popular hacia la Salud Colectiva y el Buen Vivir!!!!
Por una salida popular, pacífica, democrática, constitucional y soberana a la crisis!!!
Hacia la creación de un Movimiento Nacional en defensa del Derecho a la Salud!
José León Uzcátegui
Oscar Feo Istúriz
Pedro Alcalá Afanador
Eddy Gómez
Gustavo Márquez Marín
Jesús Vivas
Mariano Crespo
Jesús Puerta

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 1 =