Conducta de la Industria

 

Cómo dos medicamentos de uso frecuente se convirtieron en medicamentos especiales con ventas de US$455 millones 
(How two common medications became one $455 million specialty pill)
Marshall Allen
ProPublica, 20 de junio de 2017
https://www.propublica.org/article/horizon-pharma-vimovo-common-medication-455-million-specialty-pill?utm_source=pardot&utm_medium=email&utm_campaign=dailynewsletter
Traducido por Salud y Fármacos

Después de que me recetaran un medicamento de marca que no necesitaba y me dieran un cupón para cubrir los co-pagos, descubrí otra razón por la cual los estadounidenses pagan demasiado por la atención médica.

Todo ocurrió muy rápido, en cuanto salí de la consulta del médico. Estaba todavía poniéndome la camisa y preguntándome si había hecho todas las preguntas sobre mi hombro lesionado, cuando uno de los asistentes del médico me entregó dos pequeñas cajas de píldoras.

“Esto le ayudará hasta que reciba sus medicamentos por correo” dijo, señalando las muestras de medicamentos.

Extraño, pensé para mí, el médico no me habló de ninguna receta.

Debió ver mi cara de perplejidad porque trató de tranquilizarme.

No te preocupes -dijo -. “No te costará más de US$10”.

Me alegré de que no fuera a arruinarme, pero no entendía por qué necesitaba los medicamentos en primer lugar. ¿Y por qué no los podía recoger en mi farmacia local?

Al principio no le di importancia. Esta había sido mi primera visita con un especialista en ortopedia y él, el doctor Mohnish Ramani, no es la persona más comunicativa. Apenas dijo una palabra mientras me examinaba, tirando de mi brazo de una manera y doblándolo antes de girarlo hacia mi espalda. El dolor hizo que gritara y me retorciera, pero él sabía lo que estaba haciendo. Rápidamente me diagnosticó con hombro congelado, una inflamación debilitante de la cápsula del hombro.

Pero volvamos a los medicamentos. Como periodista que lleva más de una década investigando temas de salud, esta interacción despertó mi interés. Una cosa que he aprendido es que casi nada en la medicina – especialmente en lo relacionado a medicamentos de marca – es realmente una ganga. Cuando llegué a casa, busqué el medicamento: Vimovo.

Este medicamento ha sido controversial, hablando en términos conservadores. Vimovo es una combinación de dos fármacos genéricos, de venta sin receta, fácilmente disponibles y baratos: el naproxeno, también conocido por la marca Aleve, y el esomeprazol magnésico, también conocido como Nexium. El Aleve combate el dolor y el Nexium ayuda con el malestar estomacal que puede causar el analgésico. ¿Cuál es el valor principal de este nuevo “medicamento de conveniencia”? Es más fácil tomar una píldora que dos.

Pero sólo una minoría de los pacientes desarrollan malestar estomacal, y no había ninguna indicación de que yo fuera a ser uno de ellos. ¿Necesitaba el componente Nexium?

Por supuesto, también hice mis cálculos. Usted puede caminar a su farmacia local y comprar un mes de suministro de Aleve y Nexium por alrededor de US$40. Por Vimovo, la farmacia facturó a mi compañía de seguros US$3,252. Esto no significa que todo este dinero llegue a la compañía farmacéutica. El mundo farmacéutico está lleno de rebajas y ofertas – todas diseñadas para ganar a la competencia. Pero aparentemente el precio de la “conveniencia” viene acompañado de un aumento muy significativo del precio.

Piénselo de otra manera. Digamos que usted quiere comer un sándwich de mantequilla de cacahuete y jalea todos los días durante un mes. Usted podría comprar un frasco grande de mantequilla de cacahuete y un tarro de jalea de uva por menos de US$10. O usted podría comprar algunas de esas cosas donde se combinan la mantequilla de cacahuete y la jalea de uva en el mismo tarro. Smucker lo hace. Se llama Goober. Excepto en este escenario, en lugar de su habitual precio de US$3.50 dólares, Smucker está cobrando US$565 por el frasco de Goober.

Así que, si Vimovo es el Goober de los medicamentos, ¿por qué los estadounidenses han estado gastando tanto en ello? Mi compañía de seguros, inteligentemente, rechazó la factura de la farmacia. Pero yo sabía que los fabricantes de Vimovo no estaban cortejando a médicos como el mío a cambio de nada. Así que busqué los informes anuales de la empresa con sede en Irlanda, Horizon Pharma, que produce Vimovo. Desde el año 2014, las ventas netas de Vimovo han sido superiores a US$455 millones. Eso significa que un montón de aseguradoras están pagando mucho más de lo que deberían por Goober.

Y Vimovo no es el único medicamento de este tipo que comercializa Horizon. Ha ingresado US$465 millones netos adicionales por la venta de Duexis, un fármaco “de conveniencia” que combina ibuprofeno y famotidina, AKA Advil y Pepcid.

Este año he estado documentando los recursos que se desperdician en el sistema de salud y que normalmente no se rastrean. Los estadounidenses pagan más por los servicios de salud que el resto del mundo, y los expertos estiman que el sistema de EE UU desperdicia cientos de miles de millones de dólares al año. En los últimos meses he observado lo que los hospitales tiran y cómo los hogares de ancianos tiran anualmente cientos de millones de dólares en medicamentos utilizables. Todos pagamos por estos residuos, a través de salarios más bajos y primas más altas, deducibles y gastos de bolsillo. No parece que eso se vaya a solucionar – Acabo de recibir un aviso de que mis primas de seguro podrían aumentar en un 12% el próximo año.

Parece que el caso de Vimono es otro ejemplo de desperdicio de recursos: medicamentos demasiado caros cuyos costos reales no se revelan ni a los médicos, ni a los pacientes. El descaro de Horizon al utilizar estas estrategias es aún más sorprendente porque los medios de comunicación ya lo habían denunciado, y también se habló de ello en una audiencia del Congreso en 2016 en la que se discutieron de los desbocados precios de los medicamentos.

Los economistas de la salud también lo habían denunciado.

“Es una estafa”, dijo Devon Herrick, economista de la salud del Centro Nacional de Análisis de Políticas. “Es sólo una forma de presionar a las compañías de seguros y a los planes de salud que ofrecen las empresas”.

No nos debe sorprender que Horizon diga que su alto precio está justificado. De hecho, el fabricante de medicamentos escribió en un correo electrónico, “El precio de Vimovo se basa en el valor que aporta a los pacientes”.

Miles de pacientes mueren y sufren lesiones cada año, dijo la compañía, debido a las complicaciones gástricas del naproxeno y otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Una píldora que alivie el dolor y simultáneamente proteja el estómago incrementa la posibilidad de que los pacientes estén protegidos contra las complicaciones, dijo.

Y Horizon enfatizó que Vimovo es una “formulación especial” de Aleve y Nexium, así que no es lo mismo que tomar los dos por separado. Pero varios expertos dijeron que es una distinción científica que no se traduce en una diferencia terapéutica. “Tomaría los dos medicamentos de la farmacia en un abrir y cerrar de ojos – terapéuticamente tiene sentido”, dijo Michael Fossler, un farmacéutico y farmacólogo clínico que preside el comité de política pública del Colegio Americano de Farmacología Clínica. “Lo que estás pagando con [Vimovo] es la conveniencia. Pero a un precio demasiado caro”.

La indignación pública por los altos precios de los medicamentos está alcanzando su máximo, obligando a los medios de comunicación y legisladores a regañar a las compañías farmacéuticas. Uno pensaría que un regulador monitorearía esto, pero la FDA me dijo que sólo están autorizados a evaluar la seguridad y eficacia de los nuevos medicamentos, no los precios. “Los fabricantes y los distribuidores establecen los precios”, dijo la FDA en un comunicado.

Horizon adquirió Vimovo en noviembre de 2013 del gigante farmacéutico mundial AstraZeneca. Horizon sabía que obtener un mayor precio por ingredientes baratos no sería fácil. “El uso de estas terapias por separado y en forma genérica puede ser más barato”, decía en su informe de 2013 a los inversores. Pero la empresa ejecutó una estrategia astuta para incentivar a todos – aseguradores, pacientes, médicos y farmacias – a usar Vimovo. Es instructivo revisar su libro de jugadas.

Para obtener la cobertura de Vimovo, Horizon estableció acuerdos con los seguros y con los administradores de beneficios de farmacia – los intermediarios que ayudan a determinar qué medicamentos se reembolsan. Los contratos generalmente incluían descuentos especiales e incluso tasas administrativas para estos intermediarios, según informaron los informes de Horizon, por lo que el fabricante de medicamentos recibe un pago mucho menor que el precio de la etiqueta, aunque no dijo cuánto. Sin embargo, las ventas netas de la compañía muestran que las ofertas funcionaron.

Horizon invirtió en marketing personalizado para aumentar las prescripciones, ampliando el número de visitadores médicos en cientos y centró sus esfuerzos de marketing y ventas en los médicos que prescribían medicamentos de marca. El mensaje de la compañía a los médicos enfatizaba la conveniencia de prescribir los dos ingredientes en una sola píldora, y que la píldora individual protegía a los pacientes aumentando la probabilidad de que tomaran la medicación según sus indicaciones.

Horizon también preparó a la comunidad médica donando un total de US$101,000 a la Sociedad Americana de Gastroenterología, una organización especializada, sin fines de lucro, para médicos. Algunos médicos rechazan el dinero de la industria farmacéutica, aunque sólo sea para evitar la apariencia de un conflicto de intereses. ProPublica ha escrito un montón de informes mostrando por qué es realmente problemático que los médicos acepten dinero, incluyendo uno sobre la influencia de los fabricantes de medicamentos en los grupos de médicos especialistas. Cuando fui al sitio web de la Asociación Americana de Gastroenterología, lo primero que vi fue un anuncio de una compañía farmacéutica. Varios miembros de la junta directiva de la asociación también han recibido dinero de la compañía farmacéutica. Horizon ha dejado claro en sus informes anuales que las donaciones al grupo “ayudan a los médicos y a los pacientes a entender y manejar mejor” los riesgos de los analgésicos que causan problemas gástricos.

Horizon también se centró en la preocupación de los pacientes por los costos de los medicamentos. Para animarlos a llenar sus recetas, Horizon cubrió la totalidad o la mayor parte de sus copagos. Es por eso que la oficina de mi médico me podía prometer que no gastaría demasiado por Vimovo. Horizon dijo a los inversionistas en sus informes que el programa había abordado el impacto de las farmacias, que podrían inducir a cambiar a alternativas menos costosas, y también podía “mitigar” el efecto de las aseguradoras y de las administradoras de beneficios farmacéuticos en busca de alternativas más baratas.

La estrategia en mi caso funcionó. Ni siquiera sabía por qué estaba recibiendo la receta, pero cuando me dijeron que no costaría más de lo que gastaría en el almuerzo con un amigo, lo acepté. Una farmacia de la que nunca había oído hablar me envió una botella de Vimovo por US$10, a pesar de que mi compañía de seguros rechazó la factura.

Resulta que pagar los costos del paciente también motivó a mi médico. Esperé hasta el final de mi próxima visita para sacar el tema de Vimovo, y luego dimos seguimiento a la conversación por teléfono. Ramani no sabía el precio del medicamento y cuando se le dije lo encontró “preocupante”. Eso fue una sorpresa para mí, pero no para él. Dijo que ha delegado las funciones de facturación a su personal y ni siquiera sabe cuánto se le paga por muchos de los procedimientos que realiza, y mucho menos cuánto se cobra a las aseguradoras por los medicamentos. Los responsables de marketing de compañías como Horizon deben contar con este tipo de desconocimiento.

Ramani no recibe dinero ni regalos de Horizon. (Lo confirmé en el sitio web de ProPublica Dollars for Docs, en el que se enumeran los pagos de las compañías farmacéuticas) Dijo que le gusta Vimovo porque Horizon cubre los gastos de bolsillo del paciente, en muchos casos por completo. Prescribir los medicamentos genéricos o de venta libre por separado costaría realmente más, dijo. Que por supuesto es exactamente el plan de la compañía. Pero Ramani resaltó que el alto costo del medicamento para las aseguradoras en última instancia aumenta los costos generales de salud para todos los estadounidenses.

Conociendo el precio de Vimovo, le pregunté si continuaría prescribiéndolo. “Cambia mi forma de pensar”, dijo. “Pero al final del día, tengo que pensar en el paciente y si el paciente será capaz de pagar de su bolsillo o no”.

Ramani dijo que el visitador médico de Horizon le dijo que las recetas de Vimovo tenían que pasar por una farmacia en particular para que el paciente recibiera ayuda financiera. En su informe anual de 2016, Horizon escribió que las recetas de sus medicamentos podrían no ser cubiertas por ciertas farmacias debido a exclusiones de las compañías de seguros, requisitos de copagos o incentivos para usar alternativas de bajo precio. Así que por eso no me dieron la opción de recoger mis pastillas en la farmacia de mi vecindario.

En cambio, mi Vimovo fue enviado por correo desde la farmacia White Oak en Nutley, Nueva Jersey, que está a unos 45 minutos de mi casa. Llegué allí para averiguar por qué. La farmacia está en la planta baja de un edificio de dos pisos de ladrillo, en una esquina de la calle, al lado de un salón de peluquería.

Vishal Chhabria, farmacéutico y dueño de White Oak, me dijo que la compañía farmacéutica fija el precio de Vimovo. Insistió en que su farmacia no tiene relación especial ni contrato con Horizon. Tal vez la compañía farmacéutica dirige las recetas a su farmacia, dijo, porque procesa los cupones que reducen o eliminan los costos del paciente, algo que algunas farmacias no hacen.

Chhabria dijo que no hay una alternativa genérica aprobada para Vimovo, así que él no puede sugerir una a los pacientes. Y mientras que otras medicinas, como los medicamentos de venta libre, serían más baratos para el sistema de salud en general, son más caros para el paciente individual, dijo.

Al revisar los datos financieros de Horizon, parecería que los beneficios del medicamento van disminuyendo y podrían estar terminándose.

Horizon dijo en su informe del primer trimestre de 2017 que menos compañías de seguros están dispuestas a cubrir el costo de Vimovo y muchas de las que todavía lo cubren han exigido rebajas más grandes. Como resultado, Horizon ha tenido que asumir una parte mayor de los costos de proporcionar el medicamento a los pacientes, como han hecho en mi caso. Las recetas siguen llegando, pero las ventas netas fueron inferiores a US$5 millones en el primer trimestre de este año, un 81% menos que durante el primer trimestre de 2016.

Los críticos de Vimovo dicen que es aún más de lo que los pacientes deben gastar en el medicamento. “Este número debería ser cero”, dijo Linda Cahn, una abogada que asesora a corporaciones, sindicatos y otros contribuyentes a reducir sus costos. “Si quieres hablar de desperdicio, eso es un desperdicio”.

Herrick, un economista de la salud dijo que Horizon consiguió el pago eliminando muchas de las barreras destinadas a controlar los costos. La compañía, al cubrir los costos de bolsillo, consiguió que los pacientes aceptaran. Apeló a los médicos explicándoles los beneficios que tenía para los pacientes. Y direccionando las recetas a los farmacéuticos que aceptaron participar en su programa de asistencia al paciente eludió a las cadenas de farmacias, que normalmente hubieran sugerido una alternativa más barata.

“Alguien hizo una lluvia de ideas:” ¿Cómo podemos anular los controles de esta cadena de suministro? ¿Qué podemos hacer para evitar que el cliente haga preguntas? “, Dijo Herrick.

La estrategia que utilizó Vimovo volverá a utilizarse, dijo Herrick. Tal vez ya esté siendo utilizada. Las compañías farmacéuticas están siempre al acecho para desplegar estrategias similares.

Obviamente tomé mi Vimovo durante varios días, hasta que noté que me mantuvo despierto hasta las 3 de la mañana – un efecto secundario poco común. (Quizás necesitan agregar un tercer medicamento a la combo). Probablemente tengo más de 50 píldoras en la botella de mi mesita de noche. Quizás podría venderlas a Horizon por US$1.500.

creado el 27 de Agosto de 2017

 

FUENTE: http://www.saludyfarmacos.org/boletin-farmacos/boletines/ago201704/09_como/

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + catorce =